ESTERILIZACIÓN/CASTRACIÓN

 

Muchos encuentran un acto de crueldad o sienten "pena" por castrar a un animal. Crueldad es permitir que su mascota tenga cachorros que usted no puede cuidar y regalará a cualquiera, sin el mínimo interés de que destino tendrá estos cachorros. Además, posiblemente de cada gato regalado saldrá mucho otros gatitos y así sucesivamente, donde muchos terminarán en las calles o en un matadero. Sienten "pena" por castrar a un animal, pero no sienten tal cosa al abandonarlos por viejos, por estar enfermos, por la llegada de un bebé, por alergias de la pareja/familia o porque simplemente hicieron algo en la casa que no les agrado, como por ejemplo marcar territorio, algo que es propio de los animales enteros.

¡Castrar a los gatos sólo sirve para que los criaderes se hagan fortuna!

El principal objetivo de un verdadero criador es aprender todo sobre la raza que cría. Siendo primordial para éste que todos los animales que están bajo su cuidado estén libres de enfermedades genéticas y de contagio. Además que estos sean excelentes reproductores, para mantener las caracterÍsticas físicas propias de la raza. Seleccionará cuidadosamente las familias a las cuales venderá los cachorros. Sólo venderá cachorros castrados, evitando así mezclas de razas y futuramente gatos abandonados en las calles. Recordando además que las hembras sólo pueden tener crías 3 veces en un período de 2 años y éstas no sólo se alimentan 3 veces en 2 años, si no que comen y tienen sus necesidades a diario, de igual manera que se enferman, siendo necesario gastos significativos de dinero con veterinarios. Sin contar todo el tiempo y dedicación que se requiere para cuidar a todos los gatos del plantel. Así que criar no es para hacer fortuna y más cuando se mantiene a los animales con productos de alta calidad. 

Si usted no va a estar preocupado (a) en cruzar animales libres de enfermedades genéticas y de contagio, mantener a todos con productos de excelente calidad, castrar a las crías y seleccionar cuidadosamente a los nuevos dueños... ¡CASTRE A SU MASCOTA! ¡EVITE SUFRIMIENTO INNECESARIO! ¡DE RAZA O NO, TODOS MERECEN DEDICACIÓN, ATENCIÓN, RESPETO, AMOR Y CARIÑO!

 

***LA CULPA DE LA SOBREPLOBACIÓN DE LOS ANIMALES DOMÉSTICOS (PERROS Y GATOS), NO ES DE REALES CRIADORES Y SI DE QUIENES NO CASTRAN A SUS MASCOTAS O REGALAN GATITOS SIN ESTAR CASTRADOS.***

 

PREGUNTAS FRECUENTES
 

¿El animal cambia su carácter?

Después de una castración, solamente se modifican como consecuencia directa, aquellas conductas ligadas a sus hormonas, como el hecho del marcaje y la territorialidad en los machos. 

¿Las hembras deben preñarse al menos una vez antes de castrar?

No. Ésta afirmación es una falsedad. Estamos hablando de procesos hormonales y químicos, por lo que si están castradas no tendrán ninguna necesidad de reproducirse y por lo tanto tampoco tendrán embarazos psicológicos ni estrés o ansiedad estacional.

¿En qué beneficia a su salud?

La castración evitará en la hembra el embarazo psicológico, la piometra y algunos tumores mamarios. En los machos, tumores testiculares, hernias perianales, tumores de gládulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos, entre otros. Principalmente ya no sufrirán por sentir el deseo que aparearse, llegando a huir de la casa para poder hacerlo, corriendo peligro de contagiarse con alguna enfermedad mortal o simplemente morir en el intento.

¿No se engorda?

Cualquier animal que sea alimentado en exceso y de manera inadecuada engordará, independiente si esta castrado o no. Por lo tanto somos nosotros que debemos tener el control de lo que come el animal y en que cantidad lo hace.

¿Por qué quitarle su disfrute sexual?

No podemos quitar lo que no existe. Para un animal, el sexo es únicamente el proceso físico de reproducción. Si comer y beber es la garantía de la supervivencia individual, el sexo lo es para la permanencia de su especie. La prueba más clara es que la hembra sólo acepta la monta cuando está en celo, fuera de ésta situación, se niega al sexo e incluso puede rechazar al macho de forma muy agresiva. Los machos sin tener hembras cercanas en celo, se mantienen en "reposo".