SMA (ATROFIA MUSCULAR ESPINAL)

 

La Atrofia Muscular Espinal, es una enfermedad de las neuronas motoras, cuyas neuronas afectan los músculos voluntarios que son empleados en las actividades del gato. La SMA afecta a los músculos de todo el cuerpo, aunque los músculos proximales (aquellos que se encuentran más cercanos al tronco, como por ejemplo los hombros, las caderas y la espalda), son con frecuencia más severamente afectados. La debilidad en las patas traseras es generalmente mayor que en las patas delanteras. Algunas veces comer y deglutir se pueden ver afectados. Los músculos involucrados en la respiración, pueden mostrar una incrementada tendencia a padecer neumonia u otros problemas pulmonares.

Foto izquierda: no se presencia SMA. Foto derecha: está presente el SMA.

¡Síntomas!

Existen diversos síntomas que afectan los gatos con SMA. Los primeros signos de debilidad múscular generalmente aparecen a partir de los 3 - 4 meses, donde el cachorro presenta dificultades para caminar y saltar. Los gatitos afectados desarrollan un paso impar con un sacudimiento de los cuartos traseros, pudiendo también estar parados con los dedos de los pies hacia fuera. Con 5-6 meses de edad, los cuartos traseros están demasiado débiles, les cuesta saltar fácilmente hacia arriba a los muebles y a menudo tienen un aterrizaje torpe al saltar hacia abajo. El pelo largo del Maine Coon, puede ocultarlo, pero la obsevación de los miembros revelará la masa reducida del músculo. Los gatitos afectados no tienen dolor, comen y juegan ávidamente, no están tristes, y la mayoría viven muy confortablemente como gatos de interior por muchos años.

Los pacientes con SMA típicamente pierden función con el tiempo. La pérdida de la función puede ocurrir por el crecimiento del gato o por el progreso de la enfermedad en sí, pero la explicación exacta para ésta pérdida aún es confusa. Se ha observado que pacientes con SMA, pueden con frecuencia ser muy estables, en términos de sus habilidades funcionales por períodos prolongados de tiempo, incluso años, aunque es casi la tendencia universal la contínua pérdida de función en la medida que envejecen.

 

¿Cómo detectar ésta enfermedad? 

Mediante un test genético basado en la detección de una mutación en el gen LIX1. 

 

¿Cómo se transmite?

Como el SMA es una enfermedad genética autosómica recesiva. Para que un gatito pueda ser afectado por SMA, ambos padres deben ser portadores del gen anormal y ambos deben transmitir éste gen al gatito. Aunque ambos padres sean portadores la probabilidad que un hijo herede el desorden es de 25%.

 

¿Tiene cura el SMA?

Muchas veces la aparición de los síntomas de SMA es repentina y bastante notable, con deterioro veloz de las células neuronales motoras. No se conoce tratamiento curativo de la atrofia muscular espinal.

OBSERVACIÓN

TODA LA INFORMACIÓN DE ÉSTA PAGINA ES MERAMENTE INFORMATIVA, NO REEMPLAZA EL DIAGNÓSTICO DE UN MÉDICO VETERINARIO.